“La gente debe saber que en los últimos años hemos sufrido más de una veintena de ataques”

unnamed (1)

El Gran Maestro de la Gran Logia de España, el Muy Respetable Hermano Óscar de Alfonso ha concedido una entrevista en profundidad a raíz de los últimos ataques que ha sufrido la sede de la Gran Logia de España. Por su interés, reproducimos un breve extracto de la entrevista, que puede ser consultada integramente en ‘El Español’.

El Gran Maestro no suele dar entrevistas. ¿Por qué ha decidido conceder ésta?
En los últimos años hemos sufrido más de una veintena de ataques. Todos y cada uno de ellos han sido denunciados. Pero no los publicitábamos por miedo a una especie de efecto llamada. Nos han lanzado huevos, nos han puesto pegatinas de Franco, nos han dibujado cruces gamadas y puntos de mira en las sedes… ¡Incluso han llegado a golpear la puerta de la Logia con una maza!

¿Y qué ha cambiado para que den un paso al frente?
Ahora, sedes militares, iglesias y oficinas de partidos políticos han sufrido algo similar a manos del mismo grupo de intolerantes. ¡Basta ya! Que se sepa. En la Gran Logia de Chile han tenido que hacer una mudanza de los cuadros. Otro templo masónico, también en ese país, ha sido incendiado. En Nueva York, hace poco, sufrimos un ataque con cóctel molotov. Es como si nos estuvieran marcando, como si nos pusieran una estrella de David en el pecho. ¿Y si se pasa de los mazazos en la puerta a una agresión física? Acepto esta entrevista para que la gente lo sepa.

Esta semana, mediante un comunicado, ustedes acusaron a los Franco de volver a situar a la masonería en el punto de mira. ¿Podría argumentarlo?
Nosotros contestamos a unas declaraciones de Francis Franco en El País, el nieto mayor del dictador. Dijo una frase que me puso los pelos de punta: “Mi abuelo sólo tenía dos enemigos. Comunistas y masones”. Eso no tiene ni pies ni cabeza. Por muy nieto de Franco que sea, ¿cómo se atreve a opinar en 2019 que nosotros éramos sus enemigos? ¡Es justo al revés! Fuimos víctimas de un exterminio. Es Historia. Para completar aquello de la conspiración judeomasónica le faltó mencionar a los judíos, pero con ellos ahora no se atreve. No tuvo agallas para decirlo. Su abuelo creó un Tribunal de Represión dedicado a nosotros.

El ataque a la Logia llegó poco después de las palabras de Francis Franco. ¿Establecen una relación causa-efecto?
No creo que Francis Franco tenga influencia en nadie. Esos grupos cometieron un ataque transversal contra todas las entidades que le comentaba. Estaba planificado. Los culpables fueron grupos de extrema derecha y reducido cerebro. Atacan a los masones por culpa de ese imaginario colectivo creado por Franco. Ni nos preguntaron por la exhumación ni nosotros nos posicionamos al respecto. Por cierto, el desentierro fue decidido por los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial.

¿Qué le diría a Francis Franco si se encontrara con él?
Le diría que está completamente equivocado. Absolutamente. Tal vez no sea su culpa, sino de que nadie le haya explicado qué es la masonería y quiénes son los masones. Yo me ofrezco a explicárselo.

¿Estaría dispuesto a tomarse un café con él?
¡Por supuesto! Los masones ejercitamos la tolerancia y profesamos el respeto. No le voy a escupir en la cara. Todo lo contrario. Le pondría sobre la mesa los motivos por los que está equivocado. Haré todo lo que esté en mi mano para sacarle de esa ignorancia. Ojalá se quite esos clichés que le inculcaron de pequeño. Lo del café lo digo de verdad, no de forma impostada. Estrecharía su mano. Si tiene dos dedos de frente, se daría cuenta enseguida de su error.