El caudal de fraternidad masónica con la única Logia de La Palma supera los 24.000 euros

Se ha cumplido un largo mes desde que el volcán de Cumbre Vieja desató las fuerzas destructivas de la naturaleza en la isla de La Palma y nada apunta a que el final esté cerca. Sus coladas incandescentes han arrasado ya cerca de 900 hectáreas y el 10% de la isla está ya cubierto por las cenizas de la erupción. Bajo la lava, ante cuyo avance el ser humano solo puede retirarse apresuradamente, se deshacen cerca de 2.200 edificaciones. Frente a los ríos de fuego, el caudal fraterno de la Masonería no deja de fluir hacia la Respetable Logia Abora número 87 de la Gran Logia de España. Los recursos para responder a la emergencia de la única Logia de La Palma superan ya los 24.000 euros. En medio de la devastación que no cesa, nuestros hermanos sienten cada semana cómo fortalecemos sus columnas. El templo sigue en pie.

ABORA 87
Concepto: AYUDA A LA PALMA
IBAN: ES60 2100 7112 9502 0008 5862
BIC/SWIFT: CAIXESBBXXX