Colas de dos horas para adentrarse en el simbolismo de nuestros templos en Barcelona.

Un total de 2.309 personas han visitado la sede de la Gran Logia de España en Barcelona, batiendo de nuevo el récord de pasadas ediciones de la Nit dels Museus. Las puertas de los dos templos masónicos de la sede abrieron sus puertas al público por cuarto año consecutivo.

Ya mucho antes de las 7 de la tarde, hora de apertura, una larga cola se había formado a la entrada del 617 de la Gran Vía, que se mantuvo hasta la hora de cierre, a la una de la madrugada. Como cada año, una veintena de miembros de la Gran Logia Provincial de Catalunya con el Gran Maestro Provincial, el Respetable Hermano Ramon Vila, al frente atendieron a los visitantes y respondieron a sus numerosas preguntas.

Como cada año, la simbología presente en los templos y las cuestiones sobre cómo hacerse masón fueron las preguntas más frecuentes. En algunos momentos de la noche, la afluencia de visitantes fue tan intensa que algunas personas guardaron cola por casi dos horas.

“No se habló de política ni religión, como dicen nuestros usos y costumbres. Nada de controversias que nos pueden separar. Se habló del símbolo, que nos abrió a la sociedad, que nos estabilizó a todos, visitantes y anfitriones. Se habló de nuestros templos y su simbología, que unió a los que explicaban con los que escuchaban, atentos y expectantes. A la salida, respeto y consideración, destellos de alegría en sus ojos y unas palabras reiteradas: no pensábamos que la Masonería fuese así”, resumió a El Oriente el Gran Maestro Provincial de Catalunya.​